MÉXICO NECESITA A JESÚS

En México vivimos una de las épocas más difíciles, los niveles de violencia, corrupción, muertes y desesperanza están a tope. Un ataque sin precedentes a los valores y la familia. Un bombardeo perverso e incesante hacia la mente de los niños y jóvenes. En medio de este caos y estado de emergencia, Dios está lanzando un llamado a su Iglesia para levantarse en Unidad a ser Luz y Sal en medio de la oscuridad.

Esta es nuestra oportunidad de ponernos en marcha como embajadores de Cristo, así como las manos y los pies de Jesús. Es tiempo de revolucionar a México con el amor y mensaje de salvación. Este es el momento de tomar el país, iniciando con la CDMX.
parallax background
 

Faltan

para el evento que cambiará a México